miércoles, 6 de marzo de 2013

Curiosity interrumpe sus experimentos por un fallo de memoria


El equipo del rover Curiosity ha conmutado sus operaciones a un ordenador de reserva a bordo del vehículo, en respuesta a un problema de memoria en el equipo que ha estado activo hasta el momento. Las investigaciones científicas del rover han quedado suspendidas.


El cambio tuvo lugar el jueves y ha dejado al vehículo en un estado preventivo de mínima actividad conocido como "modo seguro. Los ingenieros devolverán todos los sistemas al modo de funcionamiento progresivamente en los próximos días, a medida que se supere el problema que afectó a las operaciones. Esta situación se relaciona con un fallo en la memoria flash vinculada al ordenador ahora inactivo.

"Cambiamos de ordenador de a bordo para llegar a un estado estándar desde el que comenzar a restaurar las operaciones de rutina", dijo Richard Cook, del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA, gerente de proyecto Mars Science Laboratory, que construyó y opera el vehículo.

Al igual que muchas naves espaciales, Curiosity lleva un par de computadoras principales redundantes para tener una copia de seguridad disponible si la otra falla. Cada una de las computadoras, lado A y el lado B, también tiene otros subsistemas redundantes vinculados. Curiosity está operando en su cara B, como lo hizo durante parte del vuelo de la Tierra a Marte. Funcionó en su cara A desde antes de la llegada al planeta rojo hasta el miércoles.

"Si bien estamos reanudando las operaciones en la cara B, también estamos trabajando para determinar la mejor manera de restaurar el lado A como una copia de seguridad viable", dijo el ingeniero del JPL Magdy Bareh, jefe del equipo encargado de subsanar el problema.

La nave permaneció en comunicación según lo previsto, pero no ha enviado los datos registrados, sino solamente información del estado actual. Estos datos revelaron que el equipo no había cambiado al habitual modo "sleep" cuando estaba previsto. El trabajo de diagnóstico en una simulación de pruebas en el JPL indica que la situación implica un daño en una ubicación de memoria del ordenador A usada para tratar archivos de memoria.

Las investigaciones científicas del rover han quedado suspendidas. La reanudación de éstas se espera en unos días. Esta semana, instrumentos de laboratorio en el interior del rover han estado analizando la primera muestra de polvo de roca recogida desde el interior de una roca en Marte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario