sábado, 14 de abril de 2012

¿Donde acaban los gases de invernadero?

El director del instituto, Lev Zeleniy, ha señalado a la agencia Ria Novosti, que se trata de un paso más de la agencia rusa Roscosmos en este aspecto.


Científicos del Instituto de Investigaciones Espaciales de Rusia han puesto en marcha la fabricación el microsatélite 'Chibis-2' que tendrá como misión crear un mapa de distribución de gases de efecto invernadero después de su emisión a la atmósfera.
   
El director del instituto, Lev Zeleniy, ha señalado a la agencia Ria Novosti, que se trata de un paso más de la agencia rusa Roscosmos en este aspecto, ya que el pasado 25 de enero fue lanzado al espacio el micrisatélite 'Chibis-M', que explora los fenómenos que acompañan a las tormentas terrestres.
   
El proyecto de microsatélites de investigación se inauguró en 2001 con el lanzamiento del Kolibri-2000, un aparato de fabricación ruso-australiana que viajó a la órbita a bordo de un carguero Progress. Durante su misión, que comenzó el 20 de marzo 2002 tras cuatro meses en la Estación Espacial Internacional (ISS), Kolibri dio 711 vueltas alrededor de la Tierra y el 4 de mayo de ese mismo año terminó su vida útil en las capas densas de la atmósfera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario