domingo, 24 de junio de 2012

La amenaza de la gripe aviar sigue latente


Un nuevo estudio de la Universidad de Cambridge revela que el virus de la gripe aviar, H5N1, podría evolucionar y ser transmisible por vía aérea entre seres humanos, según publica la revista 'Science'.


Un nuevo estudio de la Universidad de Cambridge revela que el virus de la gripe aviar, H5N1, podría evolucionar y ser transmisible por vía aérea entre seres humanos, según publica la revista 'Science'.

En la actualidad, la gripe H5N1, también conocida como gripe aviar, puede transmitirse de aves a humanos, pero no (o sólo muy rara vez) de humano a humano. Sin embargo, dos estudios recientes (uo publicado en 'Science'y otro en 'Nature') revelan que, potencialmente, bastan cuatro mutaciones para que el virus se pueda transmitir entre por personas por la vía área.

En el estudio que recoge 'Science', los investigadores de Cambridge analizaron todos los datos de vigilancia disponibles de los últimos 15 años sobre el virus de la gripe H5N1 y observaron que ya se han producido dos mutaciones.

Según Colin Russell, "los virus que tienen dos de estas mutaciones son ya comunes en las aves,por lo que sólo faltan tres mutaciones más para que se puedantransmitir entre humanos por vía aérea".

Algunas de las condiciones que favorecen el desarrollo de mutaciones son las infecciones de larga duración y la transmisión entre mamíferos. "Si los mamíferos son capaces de contagiar un virus con alguna de las sustituciones necesarias, este hecho podría aumentar la probabilidad de que el virus evolucione y pueda ser transmisible por vía aérea", han explicado los autores.

Por otro lado, disminuye la probabilidad de mutaciones una respuesta inmune efectiva, que acortaría la duración de una infección y, por tanto, reduciría el tiempo disponible para que el virus acumule mutaciones. "Con la información que tenemos, es imposible decir cuál es el riesgo exacto de que el virus de la gripe aviar llegue a ser transmisible por vía aérea entre humanos, aunque los resultados sugieren que tres mutaciones adicionales del virus podrían significar una grave amenaza", afirma Derek Smith, profesor de Enfermedades Infecciosas.

Para reducir este riesgo, los científicos recomiendan reforzar la vigilancia de las regiones donde se han observado mutaciones que permiten que el virus se transmita por el aire, y de las zonas conectadas a estas regiones por la migración de las aves y el comercio. "Este análisis es similar a la evaluación del riesgo de un terremoto o un tsunami, no sabemos exactamente cuándo y dónde se producirá, pero mediante el aumento de la vigilancia y la investigación, los científicos y los responsables de la salud pública podrán aumentar la precisión a la hora de evaluar los riesgos, para reducirlos al mínimo", asegura Smith.

A la espera de una pandemia

Sea cual sea la composición final del virus, la preocupación es poder disponer de tratamientos eficaces para la enfermedad. En otro trabajo que publica Sciencie, investigadores de la División de Vacunas de Novartis, en Siena, indican que las estrategias a corto y largo plazo ayudarían al mundo a prepararse para la pandemia. Destacan que la prioridad sería vacunar al mayor número posible de personas, para lo que habría que ayudar a los productores de vacunas a fabricarlas rápidamente. Lo mejor, a largo plazo, sería desarrollar una vacuna universal contra múltiples virus de gripe.

Los científicos esperan una pandemia de gripe por virus nuevos desde hace varios años. La gripe aviar está en el punto de mira y en 2006 la aparición de aves infectadas en Europa hizo temer el comienzo de la pandemia, lo que llevó a numerosas granjas del continente a sacrificar a miles de aves.

En 2009, la epidemia de gripe A provocó una enorme alarma entre la poblacion mundial, en parte motivada por las medidas de prevención y contención impuestas desde la Organizaciòn Mundial de la Salud.

No hay comentarios:

Publicar un comentario