lunes, 14 de mayo de 2012

La Policía lanza una campaña para el uso seguro de móviles


Cosidó anuncia que la actual brigada de Delitos Tecnológicos crecerá para convertirse en una Unidad.


"La prioridad máxima de la Policía es garantizar la seguridad en la sociedad de la información. Que los ciudadanos estén seguros cuando pasean por la calle, pero también cuando navegan por Internet o reciben un mail". Con estas palabras, inició el director general de la Policía, Ignacio Cosidó, la presentación de una campaña de información que promueve el uso seguro de Internet y los dispositivos móviles.

Bajo el lema "Usa tu smartphone con inteligencia", está destinada a los usuarios de los 20 millones de teléfonos inteligentes que hay en España, de los que 17 millones utilizan redes sociales, especialmente a los jóvenes, aquellos que están en edades comprendidas entre los 17 y los 35 años de edad, y también para los padres de los menores, responsables de supervisar el uso que hacen sus hijos de estos aparatos tecnológicos.

El objetivo de la misma es triple: concienciar sobre los riesgos que entraña un uso irresponsable de estos dispositivos; hacer pública una guía de consejos, "básicos pero simples", que sirven para reducir riesgos; y utilizar las redes sociales para que la Policía Nacional se comunique con los ciudadanos.

En esa guía, redactada por los especialistas en seguridad de la Policía, se dan a conocer los principales riesgos y consejos que se deben tener en cuenta para el uso seguro de estos dispositivos.

Entre los consejos más destacados, no conviene comprar este tipo de terminales fuera de los circuitos comerciales tradicionales, ya que pueden ser robados o estar bloqueados por robo; y conviene tener siempre apuntado el IMEI del terminal por si se pierde o es robado y hay que darlo de baja.

En caso de robo o pérdida, los agentes recomiendas avisar rápidamente a la operadora telefónica para que nadie más pueda usarlo, y recomiendan instalar programas que permitan su localización a distancia y el borrado de los posibles datos personales que haya en el dispositivo. Asimismo, se aconseja poner contraseñas y claves de acceso en todo aquello que sea posible, como los accesos a correo electrónico o redes sociales.

La guía llama a prestar mucha atención a la difusión de fotos comprometedoras y de contenido erótico, porque después escapan a nuestro control, y alerta sobre los programas de geolocalización, que permiten que cualquier supuesto "amigo" sepa dónde estamos y qué hacemos las 24 horas del día.

Recomienda usar siempre páginas y software oficiales y actualizados, ya que al igual que los ordenadores personales, los smartphones no son ajenos a los intentos de fraude, a los virus y troyanos y al software malicioso, y aconseja realizar copias de seguridad del contenido del móvil de forma periódica.

Por último, la guía advierte de que hay que ser cuidadoso con las redes WiFi abiertas, ya que pueden ser un gancho para robar nuestros datos y, por supuesto, jamás se debe responder a un SMS o a un mensaje facilitando nuestras contraseñas bancarias, por mucho que se parezca a nuestro banco.

En esta línea, la Policía también hace unas recomendaciones específicas para los padres de menores de edad con smartphones. Así, aconseja llegar a un acuerdo con los menores y poner unas normas sobre el uso del terminal y conocer cómo lo utilizan, con quién hablan o se conectan, qué aplicaciones utilizan y dónde y con quién navegan.

Asimismo, insta a los progenitores a concienciar a sus hijos de que sean especialmente cuidadosos con las fotos, los vídeos y las conversaciones de chat que comparten y pedirles que no den su móvil a desconocidos, al igual que solo deben agregar perfiles de las redes sociales a "amigos" reales y de confianza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario