jueves, 17 de mayo de 2012

Hallan el mural más antiguo de la historia

Un bloque macizo de piedra caliza en un sitio arqueológico de Francia contiene lo que los científicos creen que son los primeros grabados conocidos, que datan de hace unos 37.000 años. Su función era decorativa.


La pieza de 1,5 toneladas fue descubierta por primera vez en 2007 en Abri Castanet, un conocido sitio arqueológico en el suroeste de Francia, que alberga algunas de las primeras formas de arte. Allí también se encontraron cuentas y conchas perforadas.

De acuerdo con el profesor de antropología de la New York University, Randall White, autor principal del artículo publicado en las Actas de la Academia Nacional de Ciencias de los Estados Unidos (PNAS, por su sigla en inglés), esta obra de arte probablemente buscaba adornar el interior de un refugio para cazadores de renos.

"Decoraron los lugares donde vivían, donde hacían todas sus actividades diarias", comentó el expertó a la agencia AFP. "Hay una pregunta general acerca de cómo y por qué, y por qué aquí en este lugar, en este preciso momento, se empieza a ver gente que dedica tanto tiempo, energía e imaginación a estos gráficos".

Las imágenes van desde pinturas de caballos a "imágenes de vulvas" que parecen representar órganos sexuales femeninos, tallados en el techo bajo, a unos 1,5 y dos metros del suelo, al alcance de los cazadores.

El trabajo es menos sofisticado que las elaboradas pinturas de animales halladas en la cueva Grotte Chauvet en Francia, más remota y de más difícil acceso, que se estima tienen entre 30.000 y 36.000 años de antigüedad.

Por el contrario, los grabados y pinturas en Castanet, que según una datación por carbono tienen unos 37.000 años, son más toscas y más primitivas en su estilo, y fueron hechas probablemente por gente común.

"Este arte parece ser un poco más antiguo que las famosas pinturas de la Grotte Chauvet en el sudeste de Francia", dijo White, al referirse a las pinturas rupestres descubiertas en 1994. "Pero a diferencia de las pinturas y grabados de Chauvet, que están a gran profundidad y lejos de las zonas donde transcurría la vida cotidiana, los grabados y las pinturas en Castanet están directamente relacionados con la vida cotidiana, dada su proximidad a herramientas, chimeneas, huesos, y talleres de producción de utensilios y ornamentos".

Sin embargo, a pesar de que esta forma de arte es muy diferente, los arqueólogos creen que los artistas provienen de la misma cultura auriñaciense que se desarrolló hace unos 40.000 años hasta hace unos 28.000 años y que incluía a los primeros humanos modernos en Europa, en sustitución de los neandertales.

"Los primeros humanos auriñacienses eran, más o menos, como los humanos de hoy", sostuvo White. "Tenían identidades sociales relativamente complejas que expresaban a través de ornamentación personal, y desarrollaron la escultura y las artes gráficas".


Fuente: AFP

No hay comentarios:

Publicar un comentario