miércoles, 16 de mayo de 2012

Gastó 60 mil dólares en abogados para obtener la custodia de su perro

Acusa a su ex novia de haberlo secuestrado luego de la separación. Está en quiebra, pero como no piensa perderlo, lanzó una campaña para recaudar fondos.


Craig Dershowitz tiene 34 años y, hasta hace unos meses, vivía en Nueva York con su novia y con Knuckles, el can al que considera su hijo.

Después de la ruptura, la pareja acordó que él se quedaría con el animalito, un cruce de beagle con pug. Pero como Dershowitz pretendía mudarse a un apartamento más pequeño, le pidió a Sarah Brega, su ex, que lo cuidara mientras buscaba una nueva vivienda. Ella se lo llevó a California.

Así empezó una inverosímil disputa legal que no se diferencia en nada de las que tienen las parejas divorciadas por la tutela de sus hijos. El caso llegó hasta la Corte Suprema de Manhattan, en Nueva York, pero no se sabe si seguirá, ya que el querellante reconoció haber gastado los ahorros de toda su vida en él.

Tras denunciar al New York Post que la prolongación en el tiempo del proceso judicial es una estrategia de desgaste pensada por su ex, anunció que pretende seguir adelante. Para eso, creó un sitio web con el fin de rescatar a su perro y recaudar fondos. En la página se ofrecen camisetas con la fotos de Knuckles a 25 dólares, vídeos y canciones a 50 y un retrato profesional del animal a 200. Por ahora, es un rotundo fracaso, en tanto apenas juntó 85 dólares de los 20 mil que necesita.

Por su parte, Brega argumenta que Dershowitz le había regalado la mascota. "Knuckles lleva una vida sana y feliz conmigo en California, donde tiene una habitación amplia para jugar y está frente a una playa especial para perros", afirmó a los jueces.

No hay comentarios:

Publicar un comentario