sábado, 14 de enero de 2012

No duerme desde que interrumpió a la Filarmónica de Nueva York

El melómano admitió que perdió el sueño después de que su móvil paralizara el concierto. "Es terrible tener esto en la conciencia", dijo el culpable, abonado a la orquesta desde hace 20 años.


La respetada Filarmónica de Nueva York tocaba los últimos compases de la Sinfonía Nº 9 de Mahler cuando un iPhone comenzó a sonar. El director de orquesta, Alan Gilbert, no dudó: le pidió a sus músicos que dejaran de tocar, sobre todo porque el tono de "marimba" continuaba. Los espectadores estaban furiosos con el incidente, que fue tema de varios blogs y fue denunciado en Twitter.

Tras lo que pareció una eternidad, el propietario del smartphone finalmente apagó el aparato y el concierto pudo continuar. "Se puede imaginar lo terrible que es tener esto en la conciencia. Es horrible, horrible", dijo el hombre a The New York Times a condición de no ser identificado.

El responsable del incidente, un empresario sexagenario amante de la música que está abonado a la Orquesta Filarmónica desde hace 20 años, dijo no haber podido dormir las dos noches siguientes al episodio.

El miércoles se pusieron en contacto las autoridades neoyorquinas, que le pidieron que no se repita lo ocurrido. El hombre, a quien la Filarmónica llamó "Cliente X", habló con Gilbert y se disculpó telefónicamente.

El viernes, este empresario, todavía traumatizado por lo sucedido, extendió sus disculpas a todos los presentes esa noche a través de sus declaraciones al diario estadounidense. "Espero que puedan perdonarme. Les pido disculpas a todos ellos", dijo.

Y explicó lo que había sucedido. Su empresa le había dado el teléfono un día antes y creyó haberlo apagado antes del concierto. Pero la alarma despertador estaba activada y comenzó a sonar. En cuanto el director de orquesta lo miró, se dio cuenta de que era su iPhone el que había interrumpido el concierto.



Fuente: AFP

No hay comentarios:

Publicar un comentario