sábado, 7 de enero de 2012

Congo: en estado crítico permanente

© Robin Meldrum/MSF

Décadas de conflictos armados y la falta de inversión estatal han dificultado el acceso a la atención básica de salud para la población de la República Democrática del Congo (RDC).

© Michael Goldfarb/MSF

La situación en el este de la RDC es todavía volátil, marcada por alianzas cambiantes entre grupos armados, operaciones militares constantes, inestabilidad, inseguridad, bandidaje y violencia. Los ataques contra civiles y organizaciones de ayuda van en aumento, lo que hace que la población y los trabajadores humanitarios sean cada vez más vulnerables.

© Julia Kourafa/MSF

Violaciones, asesinatos, secuestros y actos de violencia aleatorios son el pan de cada día para los 10 millones de personas que viven en las provincias de Kivu Norte y Kivu Sur. El incremento de este tipo de acciones recae sobre una población muy debilitada por años de conflicto y que lleva mucho tiempo dependiendo de la ayuda humanitaria.

© Robert Hugues/MSF

En la provincia de Ituri la situación sigue siendo inestable, con frecuentes enfrentamientos entre las milicias y el ejército congoleño. La población sufre las consecuencias de este conflicto. Más de 130.000 personas de este distrito se han visto obligadas a desplazarse en los últimos años.

© Ben Milpas

La inseguridad y la violencia prevalecen en los distritos de Haut-Uélé y Bas-Uélé, en los que actualmente hay más de 310.000 desplazados internos. Todas estas personas son especialmente vulnerables, ya que tienen un acceso muy limitado a servicios de salud.

© Yasuyoshi Chiba

La falta de inversión en el sistema de salud es la causante de la carencia de infraestructuras y de personal sanitario debidamente formado en todo el país. Aunque las necesidades médicas son enormes, la gente tiene que luchar para acceder a los servicios más básicos de salud.

© Yasuyoshi Chiba

“Para acceder a la atención sanitaria, los pacientes suelen tener que caminar durante muchas horas”, explica la coordinadora general de MSF, Christine Buesser. “Imagina que estás embarazada y que tienes que cargar con otro de tus hijos a la espalda. Son distancias muy difíciles de salvar; el mero hecho de llegar a una estructura de salud supone un reto diario”.

© George Mavrogonatos/MSF

Un sistema de salud relegado al olvido durante décadas ha provocado un aumento de las tasas de mortalidad infantil y materna en todo el país. La esperanza de vida en la RDC es de las más bajas del mundo.

© Marine Pariente/MSF

Un programa ampliado de inmunización disfuncional (que se supone debe vacunar a los niños de forma rutinaria), junto con la falta de estrategias de vacunación sostenidas, hacen que el país esté inmerso en una emergencia permanente y que epidemias prevenibles, como el cólera, el sarampión y la malaria, se cobren muchas vidas entre la población congoleña.

© Robin Meldrum/MSF

La malaria es la primera causa de enfermedad y muerte en la RDC. Los equipos médicos de MSF han tenido que seguir tratando a un gran número de pacientes en 2011: la tercera parte de las consultas realizadas en nuestras clínicas es por casos de malaria.

© Robin Meldrum/MSF

Solo un 12% de las personas con VIH recibe medicación antirretroviral en la RDC y el 95% de las mujeres embarazadas infectadas carecen de acceso al tratamiento para prevenir la transmisión del virus a sus hijos. En 2011 el Banco Mundial dejó de financiar programas de VIH/sida en la RDC, otros donantes funcionan con fondos muy limitados en relación a las grandes necesidades existentes, y el Fondo Mundial –el mayor mecanismo de financiación de programas de VIH/sida– se enfrenta a un importante déficit de financiación.

© Alberto Rojas

La retirada de fondos de los donantes podría dejar a miles de pacientes congoleños sin tratamiento e impedir que más gente tenga acceso al mismo, amenazando con socavar todos los avances hechos desde la introducción de los antirretrovirales en el país.

Más información:
http://www.msf.es/multimedia/foto-galerias/2011/congo-en-estado-critico-permanente

No hay comentarios:

Publicar un comentario