martes, 13 de noviembre de 2012

Google es condenada por difamación al mostrar una fotografía


Un hombre de Melbourne, Milorad Trkulja, ha ganado un caso por difamación contra Google. El gigante de las búsquedas tendrá que pagar al australiano 200.000 dólares (157.268 euros) por daños y perjuicios. En marzo de 2012 ya salió victorioso en un caso parecido a Yahoo! en el que ganó 233.000 dólares (183.000 euros).


Milorad, "Michael", Trkulja demandó a la compañía debido a que entre los resultados de búsqueda aparecía su fotografía junto a una figura muy conocida del hampa, Tony Mokbel.

Además, entre los resultados de búsqueda de Google también se encontraba vinculada una página web que ya no existe, Crimen Melbourne, que había publicado las instantáneas etiquetadas con su nombre.

Las imágenes fueron publicadas cuando Michael fue disparado por la espalda cuando comía con su madre en un restaurante de St. Albans en junio de 2004. Cuando las fotografías fueron encontradas en 2009, Trkulja se puso en contacto con Google para pedir su eliminación.

En un primer momento, Michael no había pensado demandar a la compañía, sin embargo, tomó la decisión de hacerlo en el momento en el que Google no removió las fotografías como el había pedido el año 2009.

"Nosotros no controlamos" lo que hay en la web

En respuesta a esta sentencia, un portavoz de Google ha afirmado: "los resultados de búsqueda de Google son un reflejo del contenido y la información que está disponible en la web. Los sitios están controlados por los webmasters de esos sitios, no por Google".

Los abogados de Google han argumentado que su motor de búsqueda no ha publicado el material, sino que únicamente indexaron el enlace de la página web y las imágenes a los resultados.

La compañía utilizó a "difusión inocente" como defensa, argumentando que no sabían que el contenido que sus enlaces estaban proporcionando eran difamatorios.

Algo que el jurado no ha encontrado como excusa suficiente ya que Google no hizo lo que estuvo en su mano para eliminar las imágenes de sus búsquedas cuando el señor Trkulja se puso en contacto con la compañía en 2009.

El sitio web donde se encontraban las fotografías ha sido eliminado y, tanto la página como las fotografías, ya no son indexadas en el motor de búsqueda de Google. Un anciano de una iglesia ortodoxa de serbia, también ganó a principios de año 225.000 dólares (177.071 euros) a Yahoo por este mismo asunto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario