lunes, 19 de noviembre de 2012

Cray vuelve a construir el superordenador más rápido del mundo: Titán


Los laboratorios norteamericanos Lawrence Livermore (California) y Oak Ridge (Tennesse) son seguramente los dos principales templos de la supercomputación. Las elevadas exigencias de sus científicos les han llevado durante décadas a liderar las clasificaciones de los superordenadores más exigentes, con el permiso de sus colegas japonesas.


Esa ha sido, de hecho, la historia de este 2012. La lista Top500, que desde hace 20 años enumera los superordenadores más potentes dos veces al año, otorgó el cetro al superordenador Sequoia del Lawrence Livermore en junio y al Titán de Oak Ridge en la lista de noviembre recientemente publicada. También ha sido una transición entre dos de los principales fabricantes de superordenadores, IBM y Cray.

Titán, el nuevo líder, alcanza los 17,59 petaflop/s, es decir, 17.590 billones de operaciones con números reales por segundo, por encima de los 16,32 petaflop/s de su rival de IBM, Sequoia. Cuenta con una arquitectura híbrida, que combina microprocesadores tradicionales Opteron de 16 núcleos y aceleradores gráficos Nvidia Tesla K20x, que no se emplean para jugar al Call of Duty, sino que colaboran en los cálculos.

El primer superordenador español se sitúa en el honroso puesto 36. Se trata de la nueva versión de MareNostrum del Centro Nacional de Supercomputación de Barcelona, que aún no ha sido terminada y por tanto mejorará en potencia en la próxima lista, aunque eso no significa que lo haga en posición, ya que hay mucho movimiento en esta lista, compilada por investigadores de la Universidad de Mannheim (Alemania) y el Laboratorio Nacional Lawrence Berkeley (EEUU).

No hay comentarios:

Publicar un comentario