martes, 13 de noviembre de 2012

Cómo recurrir una multa


1 Pagar o no, pero nunca guardarla en un cajón ni evitarla.

Una vez recibimos la denuncia podemos pagarla en los 30 días siguientes a que esté en nuestro poder y beneficiarnos del 30% de descuento que eso conlleva. Dicho pago lleva implícito la renuncia a formular alegaciones. Si no estamos de acuerdo con la multa, debemos presentar un escrito de alegaciones en los siguientes 15 días. Si la guardamos en un cajón o no abrimos la puerta al cartero hay que saber que la multa continúa su curso y la notificación saldrá publicada en el BOE, lugar desde el que se da por hecho que lo conoces. Si decides obviarla será Hacienda quien te reclame el pago, con un recargo de hasta el 20%.


2 Reclamar con un pliego de descargas ante la Jefatura de Tráfico o el Ayuntamiento

Si optamos por presentar un pliego de descargas hay que hacerlo en los quince días hábiles siguientes a que nos notifiquen o entreguen la denuncia. Los días hábiles son todos menos los domingos y festivos.

El escrito se dirigirá al Jefe de Tráfico de la provincia en la que se ha iniciado el procedimiento, pudiendo presentarse en cualquier otra Jefatura, por correo administrativo (en una oficina de Correos, en sobre abierto, para que se hagan constar en la primera página del escrito los datos de su presentación-fecha, etc.-, así como en la copia del mismo si usted lo desea, que servirá de recibo para acreditar que se ha presentado aquél) o en los registros oficiales de la Administración Estatal, Autonómica o de las Entidades Locales que hayan suscrito un convenio al efecto.

3 Redactar el escrito

Hay muchas empresas que asesoran sobre cómo hacerlo. Para escribir el pliego divídelo en tres partes: Datos personales, Datos de la denuncia y Alegaciones. En el primer apartado deberás indicar tu nombre, apellidos y DNI junto a tu dirección postal y teléfono. En el segundo, recoge todos los datos de la denuncia: número de expediente, fecha de la denuncia, matrícula del vehículo, marca y modelo. En las alegaciones las pruebas que pueden ser propuestas son la declaración del conductor, documentales, testificales, y periciales, que son elaboradas por técnicos o expertos. Además, lee con atención la multa, por si hubiera un fallo en el color de tu coche, en el número de la matrícula, en el nombre de la vía que también pudiera alegar…. Por último, señala la ciudad y fecha en que la entregas y fírmala. Lleva dos copias e intenta que la que te vas a quedar quede sellada. Casi todas las compañías que asesoran indican que exijas a la Administración las pruebas que certifiquen la infracción y así, si es una foto, poder alegar que está borrosa, se ve mal...

4 Esperar la respuesta

Una vez enviado hay que esperar la respuesta. Si el pliego es desestimado, aún se puede presentar un recurso de alzada ante el Ministro del Interior quien podrá delegar sus competencias para resolver en la Dirección General de Tráfico. Para ello tenemos un mes.

5 Emprender la vía administrativa

Habrá que esperar para ver cómo se resuelve. Se puede dar una estimación, y no habría que pagar, o una desestimación del recurso, que hace firma la multa y conlleva a pagarla. Llegados a este punto la opción es emprender acciones por la vía judicial a través de un recurso contencioso administrativo. Si sigues por este camino lo primero que deberás hacer es pagar primero la multa y si al término del trámite se resuelve a tu favor, te lo devuelven.

Todos estos datos los puedes encontrar también en http://dgt.es/portal/es/oficina_virtual/multas/

No hay comentarios:

Publicar un comentario