viernes, 19 de octubre de 2012

Confirmado: la Luna es 'hija' de la Tierra


El impacto de un planeta sobre la Tierra provocó un desprendimiento de material terrestre a partir del cual se formó la Luna. El análisis de rocas lunares revela una composición química muy similar a la de la Tierra.


En los años 70, un equipo de científicos lanzó la hipótesis de que nuestro satélite pudo tener su origen en el choque de un planeta sobre la superficie terrestre. La idea cobró fuerza en los años 80, después de las simulaciones computarizadas de ese impacto. Tres estudios publicados esta semana en las revistas 'Nature' y 'Science' confirman la hipótesis.

Un equipo de investigadores de la Universidad Washington en San Luis ha analizado rocas volcánicas de la Luna recogidas en las misiones Apolo y han encontrado que la concentración de cinc es menor que la de la Tierra mientras que la cantidad de isótopos pesados de este elemento es más elevada. Este hallazgo, que se publica en 'Nature', confirma la hipótesis de una evaporación a gran escala ocurrida cuando un cuerpo planetario del tamaño de Marte impactó con la Tierra hace 4.500 millones de años.

Además, las teorías iniciales también asumieron que esa colisión gigante conservó el mismo giro que el tiene actualmente el sistema Tierra-Luna. El equipo dirigido por Matija Cuk, de la Universidad de Harvard, realizó una serie de simulaciones con las que ha demostrado que un impacto gigante en una Tierra primitiva con un giro rápido pudo dar lugar a un disco formador de Luna a partir de material terrestre.

El modelo revela que el sistema Tierra-Luna primitivo girando rápidamente no tuvo por qué haber tenido siempre el mismo momento angular, como se pensaba hasta ahora, sino que pudo ir disminuyendo hasta su valor actual gracias a la influencia gravitacional del Sol.

Por su parte, los científicos dirigidos por Robin Canup, del Sothwest Research Institute en Boulder, simularon colisiones gigantes de planetas con una masa similar a la de la Tierra pero a una velocidad más baja. Los resultados produjeron una Luna con la misma composición química que la de la superficie terrestre, lo que añade una evidencia más a que la Luna es 'hija' de la Tierra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario