lunes, 29 de octubre de 2012

¿Compensan las tarifas infinitas?


Las tarifas sin límite de minutos se han convertido en una interesante fórmula para captar a todos aquellos clientes que prefieren pagar una cuota fija al mes sin imprevistos. Pero en algunos casos entre las tarifas infinitas o pagar por minuto de llamada no hay tanta diferencia, e incluso la primera opción sale menos rentable. Analizamos las principales tarifas sin límites y sus condiciones.



Las tarifas infinitas que actualmente ofertan las operadoras españolas son ‘La Infinita’ de Yoigo y ‘Sin Límites’ de Amena.

Yoigo incluye en su tarifa llamadas 24 horas a todos los móviles y fijos nacionales todos los días de la semana y 1GB de navegación por 39 euros al mes. Pero como todas, cuenta con letra pequeña. En este caso, el usuario no estará exento de sustos en la factura final. Además de los 39 euros mensuales, que se convierten en 47,19 euros con IVA, el cliente tendrá que pagar 12,10 céntimos por cada mensaje de texto nacional e internacional y 36,30 por los mensajes multimedia. Superados los 300 números distintos al mes, el coste de las llamadas será de 12 cent/min y 15 céntimos de establecimiento de llamada.

Por su parte, Amena rebaja el precio de su tarifa sin límites hasta los 29 euros, 35,09 con IVA. En este caso los mensajes de texto están incluidos, pero la compañía pone más límites a sus usuarios. En llamadas, Amena incluye 3.600 minutos de llamadas gratuitas a móviles y fijos nacionales al mes o un máximo de 150 teléfonos diferentes. En mensajes, el máximo son 1000 SMS y en cuanto a internet, 1GB de datos móviles.

En los dos casos, superar los límites de estas tarifas es sumamente complicado, al tener en cuenta que un usuario medio habla menos de 200 minutos al mes y a unos 15 destinos diferentes. Pero denominar ilimitadas a tarifas que si que tienen condiciones, les ha supuesto denuncias por parte de las asociaciones de consumidores como FACUA por publicidad engañosa.

De hecho, algunas operadoras ofrecen alternativas a estos planes de precios que en ocasiones pueden salir más rentables. Buen ejemplo de ello es la tarifa Cero de MasMovil. La operadora low cost ofrece en su tarifa llamadas a cero céntimos que ascienden a 3 a partir del sexto minuto más el establecimiento de llamada. El único coste fijo mensual sería Internet, que se ofrece desde 9 euros al mes con 1GB de datos móviles.

En definitiva, calcular la media de consumo mínimo será la mejor alternativa para encontrar la tarifa más barata que se adapte por completo a las necesidades del usuario, teniendo en cuenta la letra pequeña de cada una.

No hay comentarios:

Publicar un comentario