miércoles, 12 de septiembre de 2012

Mueren tres personas tras contraer un virus mortal en el parque de Yosemite

Una tercera persona ha fallecido afectada por el brote de un virus mortal en una zona de acampada en el parque nacional de Yosemite -estado de California-, según informó a Efe un portavoz del Servicio Nacional de Parques Naturales de Estados Unidos (NPS).
 

 "La gente que se hospedó en las Signature Tent Cabins -en el campamento Curry Village- entre el 10 de junio y el 24 de agosto podría estar en riesgo de desarrollar el hantavirus en las próximas seis semanas", explicó el Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) estadounidense en un comunicado.

El tercer fallecido por este brote es, al igual que los dos anteriores, un estadounidense que visitó el turístico parque de Yosemite este verano y estuvo expuesto a un raro virus que transmiten roedores conocido como hantavirus y que tiene un alto índice de mortalidad. Otras cinco personas siguen afectadas por este brote que provoca una enfermedad conocida como el síndrome pulmonar por hantavirus (HPS, siglas en inglés).

Asimismo, el NPS confirmó que los responsables del parque de Yosemite han alertado a 39 países por la posibilidad de que sus nacionales estén entre las más de 10.000 personas que pudieron estar expuestas al pasar más de una noche en una zona de acampada del parque entre el 10 de junio y finales de agosto.

Esas personas corren riesgo por hospedarse en la zona de tiendas de campaña conocida como Signature Tent Cabins -en el campamento Curry Village)- donde se detectó el brote que transmiten ratones y ratas.

En un comunicado, el NPS aseguró que están trabajando con el CDC de Estados Unidos y agencias estatales para detectar e informar sobre la enfermedad, cuya mortalidad se reduce significativamente si se detecta a tiempo. "Queremos asegurarnos que los visitantes tienen información clara sobre este raro virus y entienden la importancia de cuidados médicos tempranos", indicó el superintendente de Yosemite, Don Neubacher."Pedimos a los turistas que hayan podido estar expuestos al hantavirus que busquen atención médica nada más experimentar los primeros síntomas", indicó.

Según informa Efe, la enfermedad comienza a manifestarse entre una a cinco semanas después del contagio con síntomas como fatiga, fiebre, dolores musculares o náuseas, para posteriormente avanzar rápidamente, con un promedio de mortalidad del 36 por ciento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario