martes, 26 de junio de 2012

¿Quieres ganar 95.000 euros al año?

Esto es lo que cobrarás si llegas a ocupar el cargo de director financiero (CFO) en España. Si tienes la suerte de trabajar en cualquier otro país europeo, tu sueldo anual puede alcanzar los 120.000 euros al año. Salvo Portugal, donde el salario de este profesional es de 82.000 euros anuales.


Más fortuna tendrás si logras un puesto de director financiero en Norteamérica. Allí estos profesionales reciben, de media, más de 200.000 euros al año. Eso sí, alcanzar esta retribución dependerá de tu experiencia profesional: en esta región la mayoría de los CFO alcanzan estos salarios pasados los 40 años. Sólo el 2% de los menores de 35 años ganan los 200.000. En Latinoamérica y la zona de Pacífico también están mejor pagados que en Europa.

El Barómetro Global del CFO 2012 elaborado por Michael Page International, del que se extraen estas cifras, también revela que el género es determinante en la retribución del directivo. Los departamentos financieros están dominados por hombres. Mientras en Europa el 14% son mujeres, en Latinoamérica esta cifra baja hasta el 5%. Además, este colectivo gana menos que sus colegas varones. El 25% de los CFO que ingresan menos de 60.000 euros anuales son féminas.

Formación y requisitos
 
Si te atrae este cargo, deberías saber que en España el perfil tipo de este profesional es el de un hombre de mediana edad que ha alcanzado el cargo en la treintena, cobra de media unos 95.000 euros y sus objetivos son la optimización de costes.

Su formación mínima pasa por una diplomatura en finanzas, contabilidad, económicas o administración de empresas. Sin embargo, ahora se busca a profesionales con máster, preferiblemente en económicas, administración de empresas, finanzas o gestión de riesgos.

Además, contar con una experiencia internacional no sólo te abre puertas en grandes empresas sino que también facilita un mejor salario. Seis de cada diez CFO con unos ingresos anuales por debajo de los 60.000 euros no tienen un bagaje internacional. El porcentaje de los que ganan más de 200.000 euros al año y sin una determinada experiencia internacional acumulada es tan sólo del 26%.

El director financiero es un puesto cuyas responsabilidades no se limitan, únicamente, a las funciones propias de su departamento. Con asiduidad estos profesionales también son responsables, según el estudio de Michael Page, de divisiones administrativas y casi la mitad suelen responsabilizarse de los departamentos legales y de tecnologías de la información. Además, una quinta parte de los CFO optan al puesto de consejero delegado o de director ejecutivo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario