domingo, 24 de junio de 2012

Nace en Lérida un ternero con seis patas


Su comportamiento es similar al resto de los terneros y animales de la granja.


En los 30 años que llevan criando vacas y gallinas en una granja leridanda, los dueños aseguraban que nunca habían visto nada parecido en toda su vida profesional. En un parto rutinario una de sus vacas comenzó a expulsar a sus crías y se encontraron con dos sorpresas: traía gemelas y una de las terneras nacía con seis patas.


No llega al mes de vida pero, con dos patas más de lo normal, se comporta igual que el resto de animales. Pasea, come, duerme e incluso salta más que otros terneros.


De momento, ni veterinarios ni propietarios quieren decidir qué hacer finalmente, si amputar las patas sobrantes o dejar en libertad al ternero, a la espera de que pueda ser capaz de sobrevivir y adaptarse a su malformación.


Lo que sí harán es ponerle un nombre. Una criatura tan original y tan simpática, dicen, se lo merece.

No hay comentarios:

Publicar un comentario