sábado, 9 de junio de 2012

Anuncian una capa que añade botones de verdad a las pantallas táctiles

Quienes añoren los botones de Blackberrys y Nokias podrían tener lo mejor de los dos mundos: pantalla táctil y algo que pulsar.


Una empresa californiana, cuyo nombre es el muy adecuado Tactus Technology, ha creado una capa transparente que puede colocarse encima de cualquier pantalla táctil, y que pude hacer emerger botones físicos cuando se le requiera. Así, por ejemplo, podríamos manejar nuestro móvil Android o iPhone y, en el momento en que apareciera el teclado en pantalla, aparecerían botones de verdad, que podemos tocar y pulsar, informa The Verge.

Tactus asegura que el truco está en una tecnología propia de microfluidos; una rama científica que estudia el comportamientos de los líquidos a escalas muy pequeñas, donde se comportan de forma muy distinta a la habitual. Así, bajo la superficie de la pantalla táctil existen una serie de canales que pueden ser colocados como se quiera, dependiendo de las necesidades del fabricante, así como un pequeño almacén de un tipo especial de aceite transparente. Cuando recibe la orden del software del aparato donde esté instalado, una pequeña cantidad de ese liquido es bombeada por los canales, lo que eleva una membrana deformable con la forma de los botones.

Además, en Tactus aseguran que su capa táctil es fácil de integrar. Aunque sólo han desarrollado un prototipo y aún no han encontrado socios para la aventura, están seguros de que existirán productos comerciales con su tecnología el año que viene, 2013. Además de móviles y tabletas, tienen entre sus objetivos los ordenadores de los automóviles, mandos a distancia y equipos médicos.

La tecnología, por el momento, tiene dos grandes desventajas. La primera es que aunque el botón es físico y real, no cede al pulsarlo, lo cual elimina una de las cosas que hace que los botones físicos sean útiles, ofrecer una respuesta física al usuario. La segunda es que aunque los canales pueden colocarse según los deseos del fabricante, la situación de los botones dependerá de esa colocación. Por ejemplo, podría conseguirse un teclado físico con la forma de los botones del teclado virtual de un móvil, pero ninguna aplicación podría hacer emerger ningún otro tipo de teclado. Además, no se podría cambiar la disposición de las teclas por una actualización del software.

No hay comentarios:

Publicar un comentario