miércoles, 9 de mayo de 2012

El efecto antiestrés de la voz materna

Un estudio reveló que escuchar a una madre en momentos de tensión produce oxitocina, la hormona que inhibe la ansiedad.


Una investigación estadounidense publicado en la revista Proceedings of the Royal Society reveló que la voz de una madre tiene el mismo efecto relajante que un abrazo.

Para el estudio, sesenta niñas con edades de entre siete y doce años realizaron un discurso improvisado o resolver una serie de cálculos matemáticos frente a un grupo de desconocidos. Ambas circunstancias aumentaron los latidos del corazón e hicieron crecer los niveles de la hormona cortisol, vinculada al estrés.

Al parecer, en estas situaciones estresantes, escuchar la voz de sus madres producía prácticamente la misma cantidad de la hormona oxitocina que las generadas cuando las niñas eran abrazadas por sus progenitoras.

La oxitocina, bajo ciertas circunstancias, inhibe la liberación de hormona cortisol, y además parece estar involucrada en el reconocimiento y establecimiento de relaciones sociales.

La doctora Leslie Seltzer, de la Universidad de Wisconsin, lideró el estudio y destacó que "hasta ahora se pensaba que la oxitocina, secretada en contextos de afectividad, usualmente requería del contacto físico".

Así es que entre las conclusiones, los especialistas dejaron en claro que "la voz de una madre puede tener el mismo efecto que un abrazo, incluso si no está presente".

No hay comentarios:

Publicar un comentario