miércoles, 2 de mayo de 2012

El ateismo tiene explicación


Creer o no en la existencia de un Dios depende de factores culturales, pero también del tipo de pensamiento que predomine en la persona: analítico o intituitivo.


El 2% de la población mundial, aproximadamente, no cree en la existencia de Dios. La cifra es aún mayor en Europa donde, según el Eurobarómetro, hasta 18% de los ciudadanos se declara no creyente. La proporción de ateos es mayor entre los que poseen estudios (el 45%) y superior entre los científicos(más del 60%).

Los investigadores William Gervais y Ara Norenzayan, de la University of British Columbia en Vancuver (Canadá), se propusieron averiguar las bases científicas de esta cuestión y para ello sometieron a una serie de pruebas psicológicas a un grupo de estudiantes canadienses.Los resultados revelaron que cuando predominaba el pensamiento analítico, los niveles de creencia disminuían mientras que aumentaban si dominaba el pensamiento intuitivo, según publica esta semana la revista 'Science'.

Existe en psicología una teoría que apunta a que las personas podrían tener sistemas cognitivos distintos que hacen que procesen la infomarción de formas diferentes. Así, unas ofrecen respuestas rápidas, motivadas por procesos intituitivos que requieren un mínimo esfuerzo, mientras que otras procesan la información analíticamente. Ambos procesos pueden funcionar juntos, aunque en algunas circunstancias uno se puede imponer al otro.

Estímulos del pensamiento

Gervais y Norenzayan diseñaron cinco experimentos para verificar si el pensamiento analítico puede conducir a la incredulidad religiosa. En la primera prueba, los estudiantes universitarios respondieron a una serie de cuestiones dirigidas a evaluar su pensamiento analítico y después completaron otras tres encuestas orientadas a medir su creencia religiosa.

Los resultados confirmaron la hipótesis: a mayor pensamiento analítico, menos religiosidad.Los siguientes experimentos se plantearon con la intención de determinar si la forma de pensar era la causa del ateismo o sól una correlación. Los investigadores comprobaron que el pensamiento analítico aumentaba con hechos tan simples como observar una foto de alguien que está pensando (como la escultura de El pensador, de Rodin); jugando al 'scrabble' con palabras como piensa, considra o racional, o leyendo palabras escritas en una tipología compleja. En estos casos, los participantes confesaron su escasa religiosidad.

Los autores subrayan que el pensamiento analítico es sólo un factor que impulsa a la gente hacia el ateismo y que en esta condición tienen que influir otras cuestiones, como las culturales.

1 comentario:

Mabel G. dijo...

buen artículo, pero falta lo principal. EL TEMOR A LA MUERTE hace creyente a la mayoría de los seres. No te olvides que sin el CONCEPTO DE MUERTE, no existirían ni la FILOSOFIA ni la RELIGION. Un saludo

ahhhh (soy atea) hago lo mejor que puedo porque esta es mi única oportunidad de vivir mi vida.

Publicar un comentario