martes, 8 de mayo de 2012

Crea tu negocio en el país adecuado


Estados Unidos, Chile o China son algunos países en los que es más fácil crear una empresa. Las mejores ayudas fiscales, la cultura emprendedora y las menores trabas burocráticas les convierten en destinos atractivos.


Hay países con mejores oportunidades para emprender. Aquellos que se encuentren en crecimiento, los que dispongan de menores trabas burocráticas, los países que cuenten con más flexibilidad laboral y los que tengan mejores ayudas fiscales son los más atractivos para un candidato a empresario. Pero estas condiciones no son las únicas que un emprendedor debería tener en cuenta a la hora de lanzarse a vivir su aventura empresarial en el extranjero. Así lo entiende Juan de Andrés Gayón, presidente de Nostrum –grupo de agencias de comunicación y publicidad presente en nueve países–, quien defiende que “para montar un negocio fuera de España hay que conocer al máximo el país de destino, su marco legal y fiscal, el sector en el que queremos operar y las características de la sociedad”. Eso no es todo. De Andrés Gayón también aconseja a cualquier emprendedor que antes de dar este paso haga un autoanálisis y mida objetivamente sus fuerzas.

EEUU y Latinoamérica. Hacer las Américas todavía está de moda. Además de Estados Unidos, que se ha convertido en la meca de los empresarios tecnológicos, países como Chile, Perú y Colombia destacan por su atractivo. Alberto Fernández Terricabras, profesor del IESE, explica que éstos “son países en crecimiento, bien porque no están plenamente desarrollados, bien porque su economía está en crecimiento. Por ejemplo, Colombia y Perú presentan en estos momentos una mayor estabilidad que la que tenían hace unos años”. Y añade que “para los españoles es más fácil porque compartimos lengua y cultura”. Del mismo modo, De Andrés Gayón destaca estos territorios porque tienen una buena situación económica, un marco legal claro y sencillo y una cultura de emprendimiento.

En concreto, Colombia presenta oportunidades para emprender en los sectores de las energías renovables, de los cosméticos y estética y de los fertilizantes. Perú, que según el Fondo Monetario Internacional (FMI) es uno de los diez países con mayor crecimiento macroeconómico, cuenta con posibilidades empresariales en el ámbito de los productos químicos, en consultoría y en licitaciones de obras públicas. Además de estos países, en Latinoamérica también destacan Brasil, el más grande de la zona, donde se necesitan equipamientos para la explotación de yacimientos petrolíferos, maquinaria agrícola y energía eólica. Además del sector de la automoción, puesto que este territorio es el cuarto consumidor mundial de vehículos. Por su parte, en México sobresalen las tecnologías de la información, la fundición de hierro y acero y el sector electrónico.

China y Singapur. Si el emprendedor ha puesto sus miras en Asia, China es el gran foco de posibilidades. El gigante asiático presenta oportunidades en multitud de sectores, tales como el de componentes de automoción con alta tecnología, la industria química y el ámbito sanitario. Eso sí, hay que tener en cuenta que no es un país fácil para hacer negocios pues cuenta con una legislación complicada y mucha competencia. Además, el emprendedor que quiera probar suerte en China debe disponer de bastantes recursos propios.

Otro de los Estados más atractivos para emprender es Singapur que, de hecho, ocupa el primer lugar en la clasificación Doing Business 2012, elaborado por el Banco Mundial que mide la facilidad para hacer negocios. Los sectores aeronáutico, naval y el del petróleo se antojan atractivos para los negocios españoles porque pueden establecer acuerdos con las empresas nacionales para el suministro de equipamiento.

África. En África, países como Marruecos, por la cercanía con España, y Sudáfrica, porque es la primera economía del continente, se presentan como los más adecuados para hacer negocios. Su potencial desarrollo económico, su diversificación y su reciente apertura al exterior les convierten en un buen destino para los españoles.

Europa. En el Viejo Continente, las economías que han entrado recientemente en la Unión Europea son las que presentan mejores oportunidades empresariales. Entre ellas, destacan Polonia donde se pueden crear empresas relacionadas con el sector de las energías renovables, con el ferroviario y el de carreteras, así como con el inmobiliario. Croacia, aunque todavía no es parte de la UE, se ha convertido en una de las playas de Europa y el turismo es uno de sus campos en auge. El sector turístico no le es ajeno a los españoles y un negocio en este campo se ha convertido en sinónimo de éxito.

Un nuevo empresario que quiera poner en marcha un negocio en el sector textil podría fijar sus miras en Hungría, un país en el que existen bastantes oportunidades en este campo. No es el único. También destaca en el sector de la tecnología, las telecomunicaciones y el energético.

Por su parte, República Checa, recién incorporada a la UE, ha mejorado su posición en la clasificación del Doing Business 2012. Si el pasado año ocupaba el puesto 70, en el de este ejercicio ha escalado hasta el 64. Según este informe, el país facilitó el pago de impuestos mediante la revisión de su legislación fiscal. Un buen aliciente para cualquier emprendedor que haya elegido República Checa para desarrollar allí una empresa en el sector de automoción, la biotecnología y el medio ambiente.

Las posibilidades en estas regiones distan de las que existen actualmente en España. Un país que no ha gozado nunca de una cultura emprendedora sólida, a lo que se suma una delicada situación económica. Fernández Terricabras indica que “España no es un país atractivo precisamente por su falta de crecimiento, de financiación y de ayudas a los emprendedores”. No obstante, este experto también señala que contamos con factores favorables para que empresarios extranjeros se asienten aquí. Por ejemplo, el clima y la calidad de vida. Además, una buena idea que ataque una necesidad mal cubierta o sin cubrir puede tener éxito. En el fondo, se trata de adaptar el producto a la cultura de destino y conocer las posibilidades de negocio que hay en el país elegido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario