miércoles, 11 de abril de 2012

Mientras Alemania busca ingenieros, Noruega demanda carpinteros y encofradores españoles

La canciller alemana Angela Merkel abrió la veda de profesionales españoles con una oferta para ingenieros y unas exigencias importantes para acceder al trabajo. Ahora Noruega se fija en nuestro maltrecho mercado laboral y pide encofradores y carpinteros. Que nadie se engañe: los requisitos son también altísimos para quien opte a esta aventura laboral en el Norte de Europa.


El pasado mes de enero, el diario alemán Der Spiegel, avanzaba una buena noticia para miles de portugueses y españoles: la canciller Angela Merkel planteaba la posibilidad de que jóvenes cualificados y en paro se trasladasen a Alemania para trabajar.

En su día, la generosa oferta de la canciller chocaba con las exigencias que Alemania impone a quien se traslade allí a trabajar: la petición era en su mayoría para ingenieros cualificados y, además del idioma, los requerimientos eran numerosos.

Ahora es Noruega la que pone sus ojos en el maltrecho mercado laboral español en busca de encofradores y carpinteros. Los noruegos no se quedan atrás en lo que se refiere a las exigencias: Según Adecco, la oferta es para 60 trabajadores , y los puestos exigen una experiencia mínima de tres años, conocimientos para la lectura de dibujos técnicos, acreditación de formación específica como carpintero o encofrador y un alto nivel de inglés (con capacidad de mantener una conversación). También se requerirá permiso de trabajo comunitario o válido para la Unión Europea.

Aún hay más requerimientos: los candidatos para las vacantes de carpintería deberán tener experiencia en construcción de casas de madera, montaje de estructuras de madera (por ejemplo, paredes de partición o garajes), montajes de estructuras del techo y aislamiento de construcción principal y paredes divisorias. Para optar al puesto, también es necesario haber realizado obras como la instalación de ventanas y puertas, el montaje de escaleras o la colación de suelos, cartones, techos, etcétera.

Los encofradores interesados en esta aventura noruega tendrán que tener en cuenta que la oferta exige experiencia en el montaje de los diferentes tipos de encofrado (PERI, DOKA, HUNNEBECK), en el encofrado tradicional de madera y en grandes proyectos de construcción de viviendas, centros comerciales, plantas industriales, puentes y túneles.

Si hablamos de sueldos, el salario prometido oscila entre 19 y 21 euros por hora (pudiendo alcanzar los 3.000 euros brutos mensuales), según la cualificación del trabajador, y se otorgan beneficios salariales adicionales para los profesionales de la construcción (desplazamiento al puesto de trabajo.

Se ofrece un contrato de trabajo conforme a la legislación noruega, con una duración mínima de tres meses, con perspectivas a largo plazo y posibilidad de ampliación. Después de la entrevista final con Adecco Noruega, el plazo para la contratación de los candidatos seleccionados será de entre dos y cuatro semanas, aproximadamente.

Más información en www.adecco.es

REF. nº 8338/221, 8338/229 (zona Cataluña)
REF. nº 28322/137, 28322/136 (zona Madrid)
REF. nº 41371/73, 41371/74 (zona Andalucía)

No hay comentarios:

Publicar un comentario