jueves, 12 de abril de 2012

La estrategia de Microsoft y Nokia: quedarse con el hueco de las Blackberry

Esperan consolidarse como la alternativa a iOS y Android captando a clientes de Blackberry y quienes sólo comprarían un smartphone si es muy barato.


El Nokia Lumia 900 ha llegado por todo lo alto a Estados Unidos. Se trata de un mercado fundamental, especialmente para Microsoft, en el que la gama Lumia se ha hecho esperar. Desde este 8 de abril los consumidores estadounidenses ya pueden adquirir el terminal y Nokia y Microsoft han depositado muchas esperanzas en que el dispositivo sea un éxito. Triunfar en el mercado norteamericano es clave en la estrategia de ambas compañías, que aspiran a ocupar la tercera posición del mercado de smartphones más pronto que tarde.

La analista de Forrester Sarah Rotman ha escrito un análisis sobre la estrategia de Nokia y Microsoft que recoge Forbes. Según este análisis, ambas empresas se han marcado unas líneas fundamentales con las que esperan crecer, consolidarse y recortar terreno respecto a sus competidores.

Nokia y Microsoft quieren consolidarse como los terceros en discordia, la alternativa para iOS y Android. Para ello están buscando que cada vez un número mayor de usuarios se anime a apostar por Windows Phone. Para conseguir este objetivo, las dos compañías están ofreciendo sus dispositivos más punteros a un precio lo más reducido posible. El último ejemplo es el del Lumia 900, su último smartphone en el mercado, que se puede adquirir en Estados Unidos desde 99,9 dólares (76,4 euros).

Las dos empresas parecen convencidas de que apostando por un precio competitivo la popularidad de sus terminales crecerá, y cuando los usuarios se animen a apostar por su sistema conseguirán convencerles. El objetivo es sumar usuarios y por ello Nokia y Microsoft también están buscando lanzar dispositivos de bajo coste en mercados emergentes, como el chino, donde podrían consolidarse con un gran número de usuarios que atrajesen a los desarrolladores y que ampliasen así el ecosistema, informa Europa Press.

Otra parte de este objetivo de sumar usuarios también tiene que ver directamente con la competencia. Para luchar con iOS y Android, Nokia ha apostado por el precio, pero no es su única maniobra. Según Sarah Rotman, las dos compañías se han propuesto aprovechar el momento de debilidad de su rival más cercana, Research in Motion. La firma canadiense no atraviesa su mejor momento y Nokia y Microsoft creen que pueden conseguir atraer a sus clientes.

Ya que RIM no tiene previsto presentar nuevos modelos de BlackBerry por el momento, Nokia y Microsoft piensan que su oferta de dispositivos puede llenar ese vacío. Los aún clientes de RIM no han optado por comprar dispositivos iOS o Android y ante la ausencia de terminales RIM, Windows Phone podría ser la única opción posible para ellos.

De esta manera, Nokia y Microsoft podrían aprovechar sus precios competitivos, el mal momento de RIM, su posición de alternativa a iOS y Android y el cambio de dispositivos de usuarios de Symbian para conseguir un buen número de nuevos clientes. De confirmarse esta estrategia, Windows Phone aumentaría considerablemente su presencia y la alianza con Nokia podría hacer que este mismo año sea el tercer sistema del mercado de los smartphones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario