lunes, 23 de abril de 2012

43 minutos es el tiempo ideal antes de apagar una luz fluorescente de ahorro


Así, los investigadores señalan que no se debe apagar este tipo de iluminación si se prevé volver a encenderla antes de transcurridos cinco minutos.


El tiempo óptimo antes de apagar una lámpara fluorescente de ahorro de energía es de unos 45 minutos, por debajo de los cuales "no es recomendable" encender y apagar este tipo de lámparas porque se disparan tanto las emisiones como el coste económico asociado, según un estudio realizado por el Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (CIEMAT) y la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Telecomunicación (ETSIT).

Así, los investigadores señalan que no se debe apagar este tipo de iluminación si se prevé volver a encenderla antes de transcurridos cinco minutos, aunque el tiempo óptimo de apagado es de, al menos, tres cuartos de hora.

El estudio apunta que las lámparas fluorescentes han estado rodeadas de una cultura popular que propone diferentes maneras de usarlas, en la mayoría de ocasiones sin el apoyo de justificación técnica alguna.

El objetivo de esta investigación era saber si el usuario ha de apagar la lámpara al salir de una habitación o, por el contrario, es conveniente dejarla encendida de forma indefinida porque este acto además de repercusiones medioambientales tiene un "reflejo evidente" en la factura de la luz e incide en la vida útil de la lámpara. Precisamente, el informe subraya que la iluminación es una de las aplicaciones y el coste económico son más susceptibles de reducirse.

En la actualidad, las lámparas fluorescentes compactas con balasto integrado, ideadas especialmente para sustituir a las lámparas incandescente y comúnmente denominadas "lámparas ahorradoras de energía" constituyen la alternativa real a las lámparas incandescentes tan comunes en los hogares españoles, que resultan tener una menor eficiencia energética y producir un mayor impacto ambiental, además del coste económico que suponen.

Tanto el CIEMAT, centro de investigación, como la ETSIT en el ámbito universitario, son organizaciones que desarrollan proyectos dirigidos a la reducción del impacto ambiental y del coste económico de diferentes tecnologías.

El trabajo concluye que las emisiones contaminantes y el coste económico se reducen, tanto si la lámpara permanece funcionando el mínimo de horas posible como si el número de encendidos y apagados se reduce al mínimo indispensable.

Asimismo, añade que si un usuario quiere reducir las emisiones de gases de efecto invernadero asociadas al uso de la lámpara ahorradora, en caso de salir de la habitación en la que se encuentra y siempre que no prevea volver a la habitación antes de 5 minutos, es recomendable que apague la luz.

Finalmente, si además el usuario desea reducir las emisiones de mercurio asociadas al uso de la lámpara es "recomendable" que se apague la luz al salir si no se espera volver a esa habitación antes de 43 minutos, al tiempo que si éste está interesado en reducir el coste económico de usar la lámpara ahorradora es recomendable que apague la luz si no prevé retornar antes de 7 minutos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario