jueves, 8 de marzo de 2012

Es posible. Producción de agua potable de las nubes

Los datos sobre este proyecto fueron presentados en julio del año pasado en una conferencia que tuvo lugar en Munster (Alemania), y recientemente han sido publicados en la revista alemana 'Erkunde' por medio de un artículo.


Profesoras del Departamento de Geografía de la Universidad de La Laguna (Tenerife) colaboran desde el año 2006 con la Fundación marroquí Si Hmad Derhem en un proyecto para la obtención de agua de las nubes mediante sistemas artificiales, siendo el objetivo proveer de este recurso a comunidades rurales pobres situadas en el interior de las montañas del Anti-Atlas de Marruecos.
   
Los datos sobre este proyecto fueron presentados en julio del año pasado en una conferencia que tuvo lugar en Munster (Alemania), y recientemente han sido publicados en la revista alemana 'Erkunde' por medio de un artículo, firmado por María Victoria Marzol, Amalia Yanes, pertenecientes al grupo de investigación de Geografía Física de la Universidad de La Laguna y José Luis Sánchez Megía, del Centro Meteorológico Territorial en Canarias Occidental.
   
Este estudio es fruto de un proyecto de investigación de la Dirección General de Relaciones con África en 2010 y radica en la viabilidad de suministrar agua potable a poblaciones rurales aisladas --formadas fundamentalmente por mujeres y niños-- que se ven obligadas a recorrer a diario grandes distancias en busca de este recurso tan básico. Aplicando este avance, se produciría un aumento de la escolaridad infantil, una mejora de la calidad de vida de las mujeres y la reducción de las enfermedades transmitidas por la mala calidad del agua que obtienen de los pozos.
   
Uno de las novedades del estudio es el descubrimiento de la existencia de dos modelos de comportamiento de la nubosidad opuestos entre Canarias y Marruecos. A pesar de tener el mismo origen, ésta es más frecuente en las islas durante los tres meses de verano, mientras que en Marruecos lo es desde diciembre hasta junio. Aun así, se podrían colectar, al día, alrededor de 10,6 litros por metro cuadrado.
   
Las investigaciones realizadas por las docentes de la ULL se iniciaron en 1996 y sus resultados han demostrado que la obtención de agua es posible debido a la nubosidad del anticiclón de las Azores, pues, aunque sean nubes que no producen lluvia, en su interior contienen una enorme cantidad de gotas minúsculas que pueden colectarse cuando rozan con un obstáculo.
   
Para conseguirlo, se ha diseñado un sistema que ya ha sido utilizado en la fase de experimentación del proyecto y que consiste en una pantalla forrada con una malla de polipropileno, colocada a un metro y medio del suelo y perpendicular a los vientos húmedos que transportan las gotas de la nube. Esta estructura tiene un bajo coste y permite un fácil mantenimiento.
   
Tras haber confirmado la viabilidad de este sistema y el potencial que se puede colectar, en el verano de 2011 se construyeron, con la ayuda de la población local, 10 pantallas de 15 metros cuadrados cada una y la canalización de una tubería que, desde 1.225 metros de altitud, llevará el agua hasta la escuela coránica de Sidi Zekri, con 35 niños, y a tres comunidades rurales de Marruecos (Agni Zekri, con 154 personas y 275 animales; Tamerout, con 35 personas y 76 animales y Agni Ihya, con 66 personas y 132 animales).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada