jueves, 12 de enero de 2012

El lado oscuro de los refrescos

Las personas que toman bebidas gaseosas  tienen una mayor probabilidad de sufrir un infarto o un derrame cerebral según indica un estudio.


En las entrañas del lado oscuro de los refrescos y bebidas gaseosas, y más allá de la cantidad de azúcar sintética y los sombríos edulcorantes que utilizan, existen graves amenazas para la salud de acuerdo a un nuevo estudio realizado en Nueva York.  Aproximadamente 2,500 adultos fueron estudiados a lo largo de una década, y se confirmó que aquellos que consumen regularmente refrescos gaseosos 'light'  son un 48% más propensos a sufrir infartos y derrames cerebrales. Curiosamente aquellos que consumían las mismas bebidas pero en su formato “normal”, manifestaron los mismos riesgos frente a aquellas personas que no consumen ningún tipo de refresco.

De acuerdo a uno de los doctores que participó en este estudio, los resultados deberían de tomarse como una llamada de atención para aquellos que están acostumbrados a consumir estos productos. Hasta ahora los doctores no tienen una explicación química o biológica para entender los riesgos que implican las bebidas gaseosas para nuestra salud.

En respuesta a la publicación de este estudio, la Asociación Americana de Bebidas, en sintonía con el cinismo que ha caracterizado a esta industria cuando se trata de analizar los efectos de sus productos frente a la salud de sus consumidores, ha enfatizado el hecho de que este minucioso estudio no incluyó el historial familiar y la presdisposición genética de las personas que participaron.


1 comentario:

disfruta el Perú dijo...

Los refrescos contienen una cantidad exagerada de azúcar que ponen en riesgo la salud, pero la gente no piensa igual ... lamentablemente.

Publicar un comentario